nav-left cat-right
cat-right

Piso o Losa Radiante

Este sistema de calefacción se basa en la circulación de agua caliente por conductos plásticos especiales ubicados en la estructura del suelo de la habitación y conectados a una central de emisión de calor o caldera.

El suelo radiante dirige el calor al interior del espacio y reduce o elimina las temperaturas excesivas en las paredes exteriores y los techos. Esto puede derivar en un ahorro de energía de entre el 10% y el 30% en viviendas y hasta el 60% o más en tiendas, naves industriales, almacenes, polideportivos y, en general, en edificaciones de grandes alturas.

Además, la división en zonas múltiples permite aislar los cuartos sin utilizar y el uso de la masa térmica para el almacenamiento de calor producido en horas de tarifas bajas permite reducir las facturas energéticas. Por otra parte, es posible instalar un termostato en cada habitación; aunque esto aumente los costes de la instalación, se amortiza con un considerable ahorro de energía.

Otro factor que ayuda a economizar es el ajuste de termostatos a bajas temperaturas. Y es que cuando la temperatura del aire y la radiación están equilibradas es posible sentir confort a temperaturas inferiores.

calefaccion_suelo_radiante

calefaccion_suelo_radiante


Sitio desarrollado por © Endpoint