nav-left cat-right
cat-right

Consejos Utiles

El consumo en calefacción supone casi la mitad del gasto global de energía de una vivienda, por lo que es conveniente seguir unas pautas en la selección y en el uso del equipo.

La temperatura óptima en invierno es entre 19 y 21° C, por cada grado que aumentemos la temperatura, aumentamos el consumo 7%.

  • Para adaptar la temperatura de la vivienda a nuestras necesidades, es muy importante disponer  de un sistema de regulación. La legislación actual  exige que las instalaciones individuales tengan un termostato.
  • La cantidad de calor que se necesita para mantener una vivienda a la temperatura de confort depende de su nivel de aislamiento. Podemos mejorar el aislamiento instalando ventanas con doble cristal, procurando que los cajetines de las persianas no tengan rendijas, cerrando el tiro de la chimenea cuando no se esté utilizando, etc.
  • Instala Racionalizadores de Potencia, y lograrás minimizar el término fijo de potencia contratado, y así pagar menos mes a mes. Además, estos aparatos son compatibles con cualquier sistema de calefacción.
  • Apaga la calefacción por la noche y por la mañana no la enciendas hasta después de haber ventilado la casa y haber cerrado las ventanas.
  • Si te ausentas por unas horas, disminuye la temperatura del termostato a 15ºC.
  • No pongas ningún objeto cerca de los radiadores. Disminuye la difusión del aire caliente.
  • Cierra las persianas y cortinas por la noche: evitarás importantes pérdidas de calor.
  • Un mantenimiento adecuado de la caldera te ahorrará hasta un 15% de energía.

Consejos útiles para ahorrar

Consejos útiles para ahorrar


Sitio desarrollado por © Endpoint